LAS CORRUPCIONES DEL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS


LAS CORRUPCIONES DEL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS

El intento secesionista catalán ha puesto de manifiesto ante la opinión pública una serie de prácticas corruptas en aquellas Comunidades Autónomas existentes desde hace años sin que nadie se tomase la molestia de denunciarlas, ni mucho menos erradicarlas. Entre estas corrupciones sistémicas podemos citar las siguientes:

  • Manipulación de la escuela y los niños al servicio de la causa independentista.
  • Ingentes cantidades de subvenciones públicas destinadas a financiar las asociaciones que comparten la ideología nacionalista e independentista.
  • Connivencia de empresas y sindicatos con la ideología y estrategias políticas del gobierno autonómico hasta el último día.
  • Subvenciones públicas y uso de la publicidad institucional para mantener y controlar a los medios de comunicación afines al gobierno autonómico.
  • Manipulación política de la línea editorial de los medios públicos de comunicación al servicio del programa político del gobierno regional.
  • Silencio cómplice de gran parte de la sociedad civil ante estas prácticas incompatibles con una sociedad democrática y un estado de derecho comprometido con las libertades ciudadanas.
  • Corrupción personal y partidista asociada a este clima de secuestro de la sociedad civil y las instituciones por una élite gobernante para la que no existe ni la ética ni el derecho, sino solo el poder y sus intereses ideológicos y partidistas.

En esta hora de la verdad, hay que reconocer que los mismos vicios y prácticas corruptas existen en todas las CCAA de España, especialmente en aquellas en que un partido ha gobernado de forma continua durante largo tiempo. En Andalucía y en Castilla León, como en Asturias y en Extremadura y en el resto de las CCAA, el gobierno autonómico “riega” con generosidad a los medios de comunicación regionales buscando complicidades informativas, y pastorea a las organizaciones empresariales y sindicales con privilegios y subvenciones que generan una especie de feudalismo de lealtades implícitas.

Todas las CCAA han creado una casta intelectual de intelectuales orgánicos que viven, publican y tertuliean al socaire del apoyo político del gobernante de turno a cambio de ayudar a crear la cultura regional y política que interesa a los gobernantes. Igual sucede con artistas e intelectuales de todo tipo: sus obras se publican, sus obras se exponen, sus estudios se editan … gracias a las subvenciones y el apoyo del gobierno regional.

La manipulación ideológica en la escuela tampoco es un fenómeno exclusivo catalán: en Baleares y la Comunidad Valenciana la imposición ideológica y lingüística nacionalista no es menor que en Cataluña; en Navarra y el País Vasco se usa también la escuela para transmitir una visión partidista de la historia; en Andalucía y otras CCAA se impone desde el poder público la ideología de género en la escuela que debiera ser de todos; en Galicia el nacionalismo gallego ha tenido desde la época de Fraga una presencia en la enseñanza a la que ha convertido en ariete político nacionalista… y podríamos seguir con ejemplos similares.

¿Se estudiarán estos hechos en la Comisión parlamentaria de reforma constitucional? Nos tememos que no, pues todos los presentes tendrán vergüenzas que tapar allí donde gobiernan o apoyan a los que gobiernan a cambio de prebendas varias.

España necesita políticos sinceros y veraces que planteen estas realidades pensando en las libertades públicas sin concesiones a los privilegios de la élite gobernante. Por eso nace AVANZA.

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 642 278

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.